La Fundación

Colección

La Fundación Henri Lenaerts custodia una rica colección de piezas que fueron propiedad del escultor belga. Este extraordinario legado está compuesto por obras producidas por el propio Henri y por un buen número de piezas que fue adquiriendo a lo largo de su vida.

Henri Lenaerts se consideraba ante todo un escultor, pero su obra abarca asimismo pinturas, dibujos y escritos en los que plasmaba sus inquietudes personales o con los que preparaba sus esculturas.

Todos ellos recogen su evolución personal y artística, desde sus inicios en la Académie royale des Beaux-Arts de Bruselas hasta sus últimos días en Navarra (España).

CampesinoLas primeras creaciones, realizadas entre 1940 y 1960, muestran ya de forma clara una búsqueda de lo esencial, un regreso al entorno inmediato, para tratar personajes y escenas de la vida campesina de su Brabante natal exentos igualmente de todo detalle ornamental o anecdótico.

1 2 2

Más tarde sus inquietudes le llevan a partir de Bélgica en busca de nuevaLa Soledads experiencias, sintiéndose especialmente cautivado por la cultura hindú. Los años que pasó en la India marcaron un punto de inflexión en su pensamiento, en su vida y en su producción artística, acentuando la investigación, las relaciones de continuidad entre materia, forma y espíritu.

1 2

La SoledadA su regreso a Europa, Henri huirá del bullicio de las grandes urbes para asentarse en el pueblecito navarro de Irurre, donde discurre la última etapa de su vida. La escisión que se produce entre arte y ciencia es el eje de sus preocupaciones. Su obra conjuga los logros de la ilustración occidental con el cultivo de los estados superiores de conciencia que había incorporado con su formación oriental.

1 2 3 4 5

TapizForman parte también de la colección de la Fundación un número importante de piezas donadas por el entorno más íntimo y los amigos artistas de Henri. En ella se custodian acuarelas de la pintora Marie-Josée Van Broeck, que fuera su mujer durante muchos años, así como los tapices elaborados por la compañera con la que compartió su vida en Irurre, Paulette Garin. También guarda obras de otros destacados artistas belgas que tuvieron amistad con Henri, como A. Dasnoy, P-W. De Muylder, etc.

1 2

1

Henri Lenaerts conformó durante su vida una interesante colección de antigüedades que reflejan fielmente sus gustos, influencias y evolución artística.

Carro de HenoDesde su juventud se sintió profundamente atraído por los grandes maestros occidentales y así lo reflejó en las obras de arte europeo que adquirió. Además de algunas piezas señeras, como la Sagrada Familia con San Juanito del círculo de Van Dyck (siglo XVII), la colección muestra el gusto de Henri por la pintura franco-belga de la segunda mitad del siglo XIX y comienzos del XX, con autores como el flamenco Jakob Smits o el costumbrista Edouard Hubert.

Arte orientalA lo largo de su vida Henri adquirió también piezas de arte oriental. Se trata habitualmente de representaciones del propio Buda o de deidades hindúes, que revelan el interés del escultor por una filosofía y un modo de vida que abordaría en su Doctorado. Pero incluyen también sedas y marfiles de China y Japón, así como algunas figuras de origen africano compradas en sus viajes.

1

Durante su última y larga etapa en Irurre, coleccionó piezas religiosas locales de marcado carácter popular. Vírgenes, santos y crucificados reflejan la singular forma de espiritualidad hispana y del acervo cultural español que atrajo a Henri.

Cabe, por último, citar el mobiliario y numerosos objetos cotidianos que decoran la casa del artista, recreando su ambiente familiar y manteniendo viva su presencia.

+ info

Destacado

SobreApúntate a nuestro Newsletter y recibe las novedades de la Fundación Henri Lenaerts en tu email

Paulette Garin Paulette Garin, compañera hasta los últimos días de Henri Lenaerts, habla sobre el artista belga.

Fundación HENRI LENAERTS · Copyright 2017 · Aviso Legal | Accesibilidad | Newsletter | Contacto
Facebook Twitter